Las previsiones se cumplieron, y el 7 de agosto finalizaron las tareas de asfaltado de la carretera Bu-406, que une las localidades de Villanueva de Argaño y Estépar, atravesando el centro de Isar.

Unas semanas más tarde se procedió al pintado de las marcas viales, incluyendo el paso de peatones que ya existía a la altura del hotel “La Consulta de Isar” y, además, un nuevo paso de peatones en la zona de la salida del pueblo hacia Hornillos del Camino, a la altura de la iglesia de los templarios/ábside de San Pedro.

Además, en algunos tramos de la carretera se han incluido vallas “quitamiedos” (guardarraíles) para mejorar la seguridad de la vía.

Dado que el firme anterior estaba muy deteriorado, el cambio ha sido ostensible, y se está notando la mejora del mismo también en el aumento del tránsito de ciclistas, que la han incluido en sus rutas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.